¿Cuáles son los mejores alimentos para prevenir un ACV?

Alimentos para prevenir un ACV

Un derrame cerebral es un problema de salud devastador, pero a menudo se puede prevenir. La presión arterial alta, el tabaquismo, la diabetes y una dieta deficiente son algunos de los factores que podrían poner en riesgo de sufrir un derrame cerebral. 

Los mismos alimentos que ayudan a mantener el peso a un nivel manejable y a prevenir la diabetes y la enfermedad cardíaca pueden ayudar a prevenir un derrame cerebral porque la salud del corazón y el derrame cerebral están estrechamente relacionados.  

Ningún alimento puede prevenir la apoplejía o ACV, pero las personas con patrones de alimentación deficientes son más propensas a desarrollar una multitud de enfermedades crónicas, como la hipertensión, la diabetes tipo 2,  el colesterol alto, que pueden aumentar el riesgo de sufrir una apoplejía. La presión arterial alta no controlada es un factor de riesgo para las apoplejías, y una dieta rica en frutas y verduras puede ayudar a controlar el peso y la presión arterial.

Por lo tanto se debe hacer una concentración en los alimentos saludables que se presentan a continuación, para el cerebro, a fin de ayudar a prevenir el derrame cerebral.

Frutas y verduras

No es de extrañar que las frutas y verduras, que pueden ayudar a mantener un peso saludable y a mantener su corazón en buena forma, también pueden ayudar a prevenir un derrame cerebral. 

Son naturalmente bajas en grasa y calorías, pero son ricas en fibra, lo que puede ayudar a sentirse lleno. Las frutas y verduras también contienen nutrientes como el potasio, la fibra, el folato, la vitamina A y la vitamina C. 

Los alimentos ricos en potasio, como las patatas dulces y blancas, los plátanos, los tomates, las ciruelas pasas, el melón y la soja, pueden ayudar a mantener una presión sanguínea saludable, que es el principal factor de riesgo de un derrame cerebral. Los alimentos ricos en magnesio, como las espinacas, también están relacionados con un menor riesgo de derrame cerebral. 

Comer cuatro o cinco porciones de frutas y verduras cada día puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral, ayudando a mantener el corazón sano y, en general, mantener un peso saludable. 

El Pescado

El salmón, el atún blanco, la trucha y la caballa tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-3, que pueden ayudar a mantener la presión arterial y el colesterol bajos, a tener un corazón sano y a reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral. 

En un análisis de los estudios que relacionan el pescado con el riesgo de derrame cerebral en la revista Stroke, los investigadores encontraron que las personas que comían dos porciones de pescado a la semana reducían su riesgo de derrame cerebral en un 6 por ciento. 

Los omega 3 son grasas saludables que se encuentran en el pescado graso. Por lo tanto, comer dos o tres porciones de salmón o arenque cada semana puede promover la salud del corazón y reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

Granos enteros

Se debe preferir el pan integral en lugar del pan blanco refinado. Cuando se refinan los granos para hacer pan blanco, panecillos ingleses y arroz blanco, muchos de los nutrientes saludables son eliminados, por ello, se recomienda elegir pan y cereales integrales, avena y arroz integral.

Los granos enteros son ricos en fibra, vitaminas B como el folato y la tiamina, magnesio y hierro, todo lo cual puede promover la salud del corazón, lo que puede ayudar a prevenir un derrame cerebral.

Lácteos bajos en grasa

El queso, la leche, el yogur y otros productos lácteos aportan calcio, proteínas, vitamina D y potasio, pero los productos lácteos integrales también añaden grasas saturadas y colesterol, lo que podría provocar enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. 

En cambio, la leche, el yogur y el queso, con o sin grasa, proporcionan los nutrientes saludables que pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes de tipo 2 e hipertensión arterial, todos los cuales son factores de riesgo de derrame cerebral.

En general, una dieta rica en alimentos saludables para el corazón ayuda a prevenir el derrame cerebral. La dieta debe complementarse con el agua y el ejercicio, para mantener un peso saludable, lo cual también ayuda a evitar un derrame cerebral.

El Potasio 

El potasio como el mineral o electrolito evita los calambres musculares, pero también puede hacer mucho más. Tal vez se ha experimentado un terrible e incómodo espasmo muscular que se produce más a menudo en las piernas, y luego, se decide comer más plátanos como resultado. Bueno, resulta que este importante mineral también es responsable de regular la presión arterial.

La presión sanguínea alta aumenta el riesgo de un derrame cerebral, por lo que,  un estudio encontró que el consumo de una mayor ingesta de potasio está relacionado con una reducción del 24 por ciento del riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Hay varios alimentos que tienen cantidades notables de potasio, así que no hay que depender de una sola fruta para obtener la porción adecuada. Por ello, existen otros   alimentos que contienen más potasio que un plátano. Los miligramos de potasio de cada alimento se obtuvieron de las bases de datos de composición de alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Albaricoques secos

El adulto típico necesita unos 4.700 miligramos de potasio cada día, cantidad que se considera suficiente para cumplir con las normas nutricionales. Según la Asociación Americana del Corazón, los bajos niveles de potasio son atribuibles a la presión arterial alta o a la hipertensión, que pueden provocar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular si no se controlan. 

Una sola taza de albaricoques secos contiene 1.511 miligramos de potasio, lo que equivale al 32 por ciento de sus necesidades diarias. Como referencia, un plátano de tamaño mediano contiene 422 miligramos de potasio, o aproximadamente el 9 por ciento de las necesidades diarias.

Aguacates

Integrar más aguacate, tal vez en la preparación en forma de guacamole, en la dieta puede ayudar a disminuir las posibilidades de sufrir un derrame cerebral. Es decir, siempre y cuando no se consuma mucha sal, ya que un alto consumo de sodio es una de las principales causas de la presión arterial alta, que puede provocar un derrame cerebral. 

Una taza de puré de aguacate contiene aproximadamente 1.116 miligramos de potasio, lo que se traduce en aproximadamente el 24 por ciento de las necesidades diarias. Sin mencionar que los aguacates están cargados de ácidos grasos saludables para el corazón que han demostrado disminuir la inflamación.

Los aguacates son altos en grasas monoinsaturadas, el tipo de grasa que promueve el buen tipo de colesterol HDL, en lugar del que obstruye las arterias conocido como LDL. Por ello, se recomienda mantener los niveles de colesterol en los niveles deseables para disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas. Los aguacates son también una fruta con alto contenido de fibra, proporcionando 3 gramos de fibra por cada 50 gramos de porción.

¿Cuáles son los mejores alimentos para prevenir un ACV?

Acelga 

Este verde frondoso vegetal verde,  puede ayudar a obtener una buena cantidad de potasio en una sola sesión. Una taza de acelgas salteadas le da el 20 por ciento de las necesidades diarias de este mineral.

La acelga es rica en potasio y magnesio, y estos son nutrientes que pueden ayudar a mantener una presión arterial saludable. Mientras que algunas personas encuentran el sabor de este vegetal verde un poco amargo, un chorro de jugo de limón puede ayudar a alegrar el sabor.

Aún más importante es el contenido de vitamina K de la acelga. Una taza de este vegetal verde frondoso  equivale al 635 por ciento de la ingesta diaria adecuada (IA) de la mujer y al 477 por ciento de la del hombre. La vitamina K es esencial para promover tanto la salud ósea como la cognitiva, e incluso puede desempeñar un papel en la defensa de las enfermedades cardiovasculares en ciertas poblaciones de personas.

Patatas

Una papa de tamaño mediano con la cáscara todavía intacta contiene un poco menos del 20 por ciento de las necesidades diarias de potasio. Esto es más del doble de la cantidad que proporciona un plátano de tamaño medio, que también contiene grandes cantidades de potasio.

Una papa grande aporta  un tercio de las necesidades diarias de mineral. Por lo tanto, se aconseja añadir más papas a la preparación de comida semanal para mantener los niveles de potasio saludables para evitar la presión arterial alta y, en última instancia, un derrame cerebral.

Magnesio

El magnesio es un oligoelemento importante por muchas razones, incluyendo el mantenimiento de los huesos fuertes, la facilitación de los impulsos nerviosos e incluso la prevención de los accidentes cerebrovasculares. 

De hecho, según varios estudios, un mayor consumo de magnesio está asociado con un menor riesgo de derrame cerebral. Aún más, se añade que el magnesio también es útil para regular la contracción muscular y mantener un ritmo cardíaco regular. Seguidamente, se colocan algunos alimentos ricos en magnesio.

Anacardos (Merey)

Sólo una onza de estas nueces contiene unos 74 miligramos, que es el 23 por ciento de la cantidad de magnesio recomendada para la mujer y alrededor del 18 por ciento para el hombre. 

Los anacardos son una de las principales fuentes de magnesio, según los Institutos Nacionales de Salud. Afortunadamente, los anacardos pueden realmente mejorar una receta (nos gustan en una receta de tostadas de manzana de arce y anacardo). 

Ya sea algo sabroso como un salteado de verduras y arroz o como guarnición de algo dulce como un parfait de yogur, no es difícil implementar este alimento en las comidas diarias.

Espinacas

Las espinacas son un vegetal saludable. De hecho, cuando se comen junto con los lácteos, el cuerpo es capaz de absorber un antioxidante específico para el corazón que se encuentra en las espinacas y que se sabe que disminuye la inflamación y previene las enfermedades cardiovasculares si se come a lo largo del tiempo, que es la vitamina K.  

Esta verdura rica en nutrientes está repleta de carotenoides, vitamina K, folato, calcio y hierro. Por lo tanto, las espinacas también tienen una alta cantidad de fibra en cada porción, que se sabe que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

Además de este antioxidante y otra cantidad  de vitaminas y minerales que contiene la espinaca, la hoja verde también está llena de magnesio. Una taza de espinacas hervidas contiene 157 miligramos, que es casi el 50 por ciento de la cantidad de magnesio recomendada en la dieta de las mujeres y el 37 por ciento en la de los hombres.

Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son otro alimento que está lleno de magnesio. Sólo una onza de estas semillas secas aporta 168 miligramos de este mineral, satisfaciendo alrededor del 53 por ciento de las necesidades diarias de las mujeres y aproximadamente el 40 por ciento de las de los hombres. Pero ese no es el único nutriente notable que contiene.

Estas pequeñas semillas son ricas en nutrientes, como proteínas, magnesio, potasio y grasas poliinsaturadas. Contienen naturalmente antioxidantes, que pueden ayudar a reducir la inflamación y, por lo tanto, a disminuir el riesgo de derrames cerebrales, enfermedades cardíacas y cáncer. 

También son una excelente fuente de fibra, que pueden ayudar a equilibrar el azúcar en la sangre y reducir las complicaciones de la diabetes, además de promover la salud intestinal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *