¿Cuáles son las principales consecuencias del bullying?

¿Cuáles son las principales consecuencias del bullying?

Consecuencias del bullying

El bullying es una situación a la cual se le ha ido dando más importancia en los últimos tiempos, en décadas anteriores no fue tomado mucho en cuenta, solo hasta llegar a ver las consecuencias de las generaciones anteriores que tuvieron que sufrir estos escenarios sin apoyo.

Las consecuencias pueden ser innumerables y muy variadas, desde cambios en la personalidad, psicosis o depresión severa, hasta en algunos casos más graves el suicidio, por lo que la sociedad se ha dado a la tarea de estudiar de cerca este fenómeno con la finalidad de prestar apoyo y resolverlo de forma eficaz.

Existen consecuencias tanto para el agresor como para la víctima, aunque claramente las consecuencias más graves las acarrea la víctima.

Consecuencias en la víctima

Primordialmente se ve un impacto claro en el rendimiento escolar, el joven tiende a sufrir una distorsión personal que, lo impide avanzar en sus estudios de forma correcta, ya que al sufrir acoso puede desarrollar un constante estado de estrés e impotencia.

La baja autoestima se presenta como otro de los efectos más duros en la victima, ya que su dignidad es atacada frecuentemente por los agresores, la autopercepción de la persona sufre un impacto negativo grave que, desencadena inseguridad personal.

Trastornos personales o psicológicos pueden generarse en la víctima de acoso escolar que esté sometida a un tiempo prolongado de esta situación, distorsión de la realidad, apatía, incluso resentimiento social que puede evolucionar en comportamientos antisociales en el futuro.

El aislamiento social es común, la víctima suele aislarse voluntariamente para buscar tranquilidad, ya que el constante contacto social que experimenta suele ser el acoso continuado de sus agresores, por lo general las víctimas de acoso son personas que desarrollan pasividad y dificultad para relacionarse.

La víctima, suele desarrollar miedo constante o ansiedad depresiva relacionada a la escuela, por lo que, este suele repudiar el hecho de asistir a la escuela, provocando faltas constantes de asistencia y rechazo al ambiente académico.

Entre la ansiedad, el miedo y la impotencia, la víctima suele desarrollar un comportamiento apático, donde puede haber baja satisfacción familiar, desgano o falta de motivación para realizar cualquier tarea, cansancio mental prematuro entre otros comportamientos derivados de la apatía.

Existen innumerables consecuencias más que, la víctima puede acarrear por el resto de su vida, como el desarrollo de fobias, filosofías extremas y destructivas, comportamiento agresivo y resentido, entre otras secuelas graves.

¿Cuáles son las principales consecuencias del bullying?

Consecuencias en el agresor

El acosador recibe consecuencias negativas de forma indirecta, tanto desde el punto de vista psicológico como desde el punto de vista social, muchas veces, estos tienen una tendencia el comportamiento delictivo, trayéndoles consecuencias que, en los casos más graves puedan terminar en ambientes penitenciarios.

Lo cierto es que uno de los principales agentes motivadores del agresor son sus compañeros, quienes aplauden y hasta admiran el comportamiento deplorable del agresor, generando en este un sentimiento de satisfacción al hacer daño a otros.

Entre las consecuencias en el comportamiento del agresor tenemos.

  • La falta de control, la cual suele ser una de las consecuencias más frecuentes en el agresor, al este no poseer un autocontrol estable, puede conllevar a acciones que no tienen reparo, acciones de las cuales la persona puede llegar a arrepentirse, generando consecuencias penales muy graves.
  • La actitud irritable y violenta es común en los agresores, debido a su personalidad arrogante y la costumbre a la superioridad, este comportamiento se retroalimenta hasta tal punto que el joven llega a desarrollar actitudes agresivas e intolerantes.
  • Las relaciones disfuncionales con los familiares o conflictivas son muy comunes, debido al mal carácter del joven, este puede tener una relación tóxica con su familia, siendo más una carga que un familiar funcional en su círculo de allegados.

Además, el fracaso escolar es otra de las consecuencias del agresor, debido a su tendencia enfocada en el bajo nivel cultural, estos jóvenes suelen ser los futuros delincuentes, los cuales no presentan el más mínimo interés por la educación o adquisición de conocimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *