5 Pasos para dejar de fumar en el embarazo 

5 Pasos para dejar de fumar en el embarazo 

Abandonar el tabaco en la gestación 

Una vez anunciamos a nuestro médico sobre nuestro estado, entre las primeras medidas que nos proporcionará, está el abandono de bebidas alcohólicas y el consumo de tabaco. Por ello, sabemos que fumar durante el embarazo no está bien y que comprende un alto riesgo hacia el bienestar de tu bebé y el de tu organismo, pero ¿Cómo empezar a hacerlo?

Pues bien, en este artículo te daremos las pautas que necesitas para dejar de fumar en el embarazo y así, vivir y disfrutar, en compañía de otras medidas, de un embarazo saludable que no tenga riesgos potenciales. 

Paso 1: Fija la idea y el objetivo 

Si somos capaces de pensarlo e imaginarlo, somos capaces de lograrlo. Inicia pensando en por qué deseas dejar el tabaco. Posiciona a tu bebé y a tu cuerpo como principales prioridades y trabaja por el bienestar de ambos. Si sabes por qué deseas dejarlo, será mucho más sencillo, pues el pensamiento y la idea fijada como objetivo, aparecerán en todo el proceso. 

Paso 2: Vence la tentación 

En momentos en que el deseo de un cigarrillo llegue a ti, lo que vas a hacer será pensar en otras cosas que podrías hacer. Después de una respiración profunda, ve a dar un paseo, tomar un té y camina. No debes marcarte plazos, pues se trata de un camino difícil y progresivo que lleva tu ritmo. 

Paso 3: Examina los hábitos 

Lo más probable es que tuvieras momentos para fumar, ya sea en la noche, después de la cena, o en la mañana con un café. En este momento vamos a empezar a cambiar los hábitos, modificarlos e incorporar otras actividades. Por ejemplo, come un pedazo de fruta, un vaso de agua en reemplazo del cigarrillo. 

5 Pasos para dejar de fumar en el embarazo 

Paso 4: Aléjate de los ambientes tóxicos 

Hacemos referencia a un ambiente tóxico en el que hay presencia de bebidas alcohólicas, cigarrillos y el humo de cigarrillo, siendo este último peor que el segundo. Si tienes el objetivo de abandonar el tabaco pero estás en espacios donde hay humo, estamos manteniendo el mismo riesgo que si estuviéramos fumando. 

Evita este tipo de ambientes. Si se trata de tu familia o amigos, comunica la situación y pídeles que te ayuden, pues es preferible que lo hagan afuera y no en la misma habitación donde te encuentras. Si es tu pareja quien lo hace, esta debería ser una buena oportunidad para que juntos abandonen el cigarrillo. 

Paso 5: No dudes en buscar ayuda 

Es difícil, pero no imposible. No olvides que se trata de un proceso que como todos, requiere de paciencia y constancia. Son muchas más las mujeres que se enfrentan a este camino, por lo que no debes pensar que estás sola. Existen muchas ayudas que pueden ser sumamente útiles para ti, como funciona los cursos para abandonar el cigarrillo, psicólogos, centros de salud, foros, terapias, etc. Habla con tu médico, seguro que te dará los mejores consejos y la ayuda necesaria para potenciar el proceso. 

El consumo de tabaco en el embarazo, aunque sea pasivamente, compromete un riesgo y peligro potencial para el desarrollo del bebé y por ende, del embarazo en general, además de los daños que provoca en el organismo de la madre. Evita estos riesgos innecesarios para vivir y disfrutar plenamente de tu embarazo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *